EL 42% DE LOS NAVARROS CONSIDERA EL ALQUILER COMO UNA SOLUCIÓN AL PROBLEMA DE LA VIVIENDA

By 20 diciembre, 2019 NOTICIAS

El 42% de los navarros cree que el alquiler puede ser una solución al problema de la vivienda. Así lo indica una encuesta encargada por la Asociación de Consumidores de Navarra Irache, que también indica que un 32% lo considera una solución solo temporal mientras que un 26% piensa que no es una solución válida.

Por tramos de edad, son las personas que están entre 30 y 45 años los que creen en mayor medida -52%- en el alquiler como solución. Por zonas de residencia, los más favorables al alquiler son los vecinos de localidades de menos de cinco mil habitantes -46%, si bien si sumamos los que lo consideran una solución temporal, los más favorables son los vecinos de Pamplona.

El 20% de menores de 30 años necesita una vivienda

La encuesta también señala que el 20% de los menores de treinta años dicen que necesitan una vivienda, cuando el año pasado solo lo señalaban un 10%. De hecho, el último informe del Consejo de la Juventud de España indica que no llegan a dos de cada diez los jóvenes que viven de forma independiente y que el 84% de ellos se ven obligados a compartir piso.

Eso sí, al 72% de los que demandan vivienda les gustaría comprarla. La preferencia por adquirir la vivienda en propiedad, ya sea nueva o de segunda mano, se sitúa por encima del alquiler, que es la opción que eligen el 25% de los que necesitan un piso.

Casi nueve de cada diez consideran que las rentas de alquiler son inadecuadas

Irache considera que se debe fomentar el alquiler.  Más allá de que es una modalidad que muchas personas  mantienen como modo de vida permanente, puede ser  también una opción transitoria una serie de años, hasta que se consiga una cierta estabilidad que permita afrontar la adquisición en propiedad. Sin embargo, hay dificultades que hay que resolver. Según datos de la Asociación, el 87% de las personas considera que las rentas que se pagan por los arrendamientos no son adecuadas.

Para ello, se deberían tomar medidas que asegurasen dos cuestiones:

  • que las rentas a pagar mensualmente sean económicas y adaptadas a la realidad de ingresos de los inquilinos, en muchos casos jóvenes con trabajos inestables o con remuneraciones modestas. Si los ingresos cambian, se debería poder modificar proporcionalmente la renta, de tal manera que siempre este pago permita vivir en condiciones dignas.
  • que estas rentas no caigan en saco roto. Hay que tener en cuenta que un obstáculo para el alquiler es que muchas personas ven en él una forma de perder un dinero que, de ahorrarse, podría utilizarse más adelante en la compra de una vivienda. Este es uno de los factores que dificulta y retrasa la emancipación de los jóvenes.

Desde Irache se considera que el alquiler con opción a compra es una fórmula que puede cumplir estos dos requisitos y que se debe impulsar con más fuerza. De esta manera, los jóvenes podrían empezar a independizarse pagando unas rentas adecuadas a su situación y, además, este dinero podría ser utilizado posteriormente en la adquisición de la vivienda, si lo desean.

Irache recomienda precaución ante posibles fraudes y no adelantar dinero

Por otro lado, la Asociación advierte a las personas que buscan pisos en alquiler a que actúen con precaución. Han llegado a Irache algunas personas que han estado a punto de ser víctimas de un fraude. Su funcionamiento es sencillo: a través de una página web que imita el logotipo de una empresa de alojamientos, se ofrece un piso en muy buenas condiciones, en una zona muy atractiva y a un precio muy competitivo. Pero se indica que, antes de verlo, hay que adelantar 1.500 euros para reservarlo. Obviamente, una vez que se paga ya no hay forma de dar con el supuesto arrendador y el piso tampoco existe o no está en alquiler. Si se detecta un fraude, se llegue a ser víctima de él o no, es importante denunciarlo ante la Policía.

En cualquier caso, Irache recomienda que nunca se adelante dinero antes de ver el piso. Una vez que se visita, si la persona está interesada en entrar como inquilino y el arrendador indica que hay que poner una señal, es muy importante hacerlo con un contrato en el que se indique a qué da derecho este pago y a las obligaciones de las partes.