IRACHE INICIA UNA ACCIÓN COLECTIVA EN LA HUELGA DE CONTROLADORES

By 1 julio, 2011 NOTICIAS

Más de doscientas personas han acudido a la Asociación de Consumidores de Navarra «Irache» al verse perjudicadas por la suspensión o retraso de sus vuelos como consecuencia del cierre del espacio aéreo español que tuvo lugar en diciembre.

La suspensión o el retraso de los vuelos contratados causó graves daños a los consumidores: muchos de ellos no sólo no pudieron disfrutar de sus vacaciones, sino que además tuvieron que abonar su propia manutención, gastos de transporte, o soportar los gastos de cancelación de las reservas de hoteles que habían contratado.

Para recuperar estos gastos, ha sido necesario reclamar a agencias de viajes, especialmente a las situadas fuera de Navarra, y a compañías aéreas. En la mayoría de los casos se ha conseguido el reembolso de estos gastos.

Perjuicios añadidos no compensados

No obstante, hay decenas de personas que han sufrido otros perjuicios añadidos derivados de este conflicto y por los que no han sido indemnizados: muchos no pudieron disfrutar de las vacaciones que tenían planeadas desde hace tiempo, otros no pudieron acudir a reuniones o celebraciones familiares…

Desde Irache entendemos que es de justicia que se resarza a los clientes por la totalidad de los trastornos producidos por la cancelación o el retraso de sus vuelos.
 
Irache solicitará las compensaciones por vía administrativa y, si es necesario, se acudirá a la vía judicial.

Por estos motivos, se va a iniciar una acción colectiva de responsabilidad patrimonial, solicitando las compensaciones oportunas para cada uno de los afectados. Consideramos que AENA es responsable de los daños y perjuicios sufridos por los consumidores por no haber adoptado las medidas necesarias para evitar la paralización del tráfico aéreo en las fechas señaladas.

Así, el Tribunal Supremo ya estableció en 2005 que AENA era responsable de los perjuicios de índole material y moral sufridos por un grupo de ciudadanos con ocasión de los excesivos retrasos soportados en diversos vuelos, peticiones que se basaban en la incapacidad técnica  o en la inexistencia de medidas administrativas para la racionalización del uso del espacio aéreo. De hecho, la ley atribuye a AENA la “ordenación, dirección, coordinación, explotación, gestión y administración de los servicios de tránsito aéreo”.

Irache valorará las compensaciones correspondientes en cada caso

Irache va a estudiar cada caso de forma particular para valorar de forma más precisa los daños sufridos por cada pasajero y las compensaciones que, en consecuencia, se podrán reclamar mediante la acción colectiva.