IRACHE ADVIERTE SOBRE UNA NUEVA ESTAFA BANCARIA QUE COMBINA MENSAJE Y LLAMADA

By 22 septiembre, 2021 NOTICIAS

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache advierte sobre una nueva estafa bancaria que combina mensaje de texto y llamada telefónica para conseguir las claves y autorizaciones bancarias de las víctimas. A la Asociación ya han llegado varios casos en las últimas semanas, con pérdidas que pueden superar los 4.000 euros, si bien se conocen otros en los que el dinero estafado es aún mucho más.

Le dicen que hay movimientos sospechosos

El fraude funciona de la siguiente manera: una persona recibe un mensaje de texto supuestamente de su banco. En él le aconsejan activar un sistema de seguridad si no quieren que su cuenta quede bloqueada. Para hacerlo, ofrecen un enlace en el que hay que clicar. El argumento es que ha habido movimientos “sospechosos”. En ocasiones, el mensaje aparece junto a otros del banco emitidos anteriormente, lo que le da una mayor apariencia de veracidad.

Si el consumidor pincha en el enlace, aparece una web que parece la del banco del cliente y en ella se le solicitan los datos bancarios y personales, como el número clave de acceso, el teléfono de contacto o incluso el número de la tarjeta del banco.

Cree que echa atrás los movimientos sospechosos, pero en realidad está autorizando la transferencia de dinero desde su cuenta

Cuando el consumidor facilita los datos, el delincuente llama por teléfono y se hace pasar por un empleado del banco. El número suele parecerse a otros que utiliza el banco real o incluso aparece en la pantalla un número que utiliza la entidad, aunque no sea más que una imagen engañosa. El falso empleado le informa de movimientos sospechosos en la cuenta y le pide que autorice echar para atrás estas operaciones a través de la aplicación bancaria que usa en su teléfono. En realidad, lo que va a autorizar la víctima es precisamente transferencias de dinero que irán a los bolsillos de los estafadores.

La víctima acaba dando sus claves y autorizando la operación a través de la aplicación de su teléfono

De esta manera, algunas personas han perdido más de cuatro mil euros de sus cuentas. Hay que tener en cuenta que la víctima ha facilitado sus datos bancarios y personales (números PIN, números de cuenta, teléfono…). No solo eso, también ha autorizado la transferencia a través de la aplicación bancaria en su teléfono móvil. Esto hace que no sea fácil recuperar el dinero ya que el banco en ocasiones alega negligencia del cliente. Aun así, en algunos casos Irache ha conseguido que se le reintegre el dinero.

Es importante, comunicar el fraude al banco y denunciarlo en la policía de inmediato

Recientemente, el defensor del cliente de una entidad bancaria ha reconocido la devolución del dinero de un fraude al considerar que el cliente puso en conocimiento del banco el fraude en cuanto lo conoció y seguidamente denunció los hechos, por lo que  su actitud “no puede calificarse de negligencia grave”.

Efectivamente, en cuanto el cliente se percata del fraude es fundamental comunicarlo a la entidad y también poner una denuncia en la policía. Posteriormente, conviene acudir a una asociación de consumidores para realizar una reclamación más elaborada.

Nunca facilite datos bancarios que le pidan por SMS, correo electrónico, teléfono o web

En cualquier caso, no siempre se puede recuperar el dinero y por ello es importante que el consumidor sea precavido y tenga en cuenta algunas pautas para evitar ser víctima de este tipo de fraudes. Estas son algunas de ellas:

  • No revelar ni compartir claves, números pin, datos de tarjetas, de cuentas ni datos personales. Los bancos no te las deben pedir por esta vías. Esta información solo debe facilitarse en las propias oficinas bancarias. Si las pide un SMS, un correo electrónico o una llamada telefónica, sospeche y no las dé.
  • No clique directamente en los enlaces de supuestos SMS de su banco. Es mejor ir directamente a la web de la entidad o a su aplicación.
  • Instale contraseñas suficientemente seguras (no conviene que sean su nombre, su fecha de nacimiento…).
  • Verifique que la página web es verdadera. Mire que la URL es la correcta y que hay un pequeño símbolo de un candado en la parte superior izquierda de web.
  • Instale en su dispositivos programas contra virus y malware.
  • Baje solo aplicaciones de tiendas o páginas oficiales.
  • Tenga en cuenta que una conexión pública de wifi siempre supone un mayor riesgo.

Fraudes cibernéticos descomunales

Como puede verse, los ciberdelincuentes cada vez afinan más sus estafas, como en el fraude que aúna el mensaje con la llamada telefónica para dar una apariencia aun mayor de veracidad a la víctima. Por ello, el consumidor debe ser cauto y estar alerta en estas comunicaciones.

En respuesta a una reclamación de Irache, el defensor del cliente de una entidad financiera manifiesta que los fraudes cibernéticos están alcanzando proporciones “descomunales” y suponen un “tremendo azote” para las operaciones digitales y que afectan directamente a los clientes que usan los canales digitales.

La memoria del 2020 del Servicio de Reclamaciones del Banco de España resalta el crecimiento de las quejas por presuntos fraudes sufridos a través de internet, que han subido un 236% respecto al año anterior.