IRACHE DENUNCIA LA TRAMITACION DE UNA LEY DE CONSUMIDORES DE FORMA OCULTA A ESTA ORGANIZACION

By 28 mayo, 2021 NOTICIAS

Hace tres semanas nos enterábamos por la prensa, sin haber recibido ninguna notificación al respecto, de la tramitación de una ley de consumidores en Navarra que sustituye a la aprobada en el 2006. No parece lógico: recordamos como en la desarrollada en el 2006 se realizaron varias reuniones con esta organización para llegar a un texto definitivo que supusiera un avance y una mejora para los consumidores.

Tras el análisis realizado por nuestros juristas, observamos las siguientes cuestiones más relevantes:

– La nueva normativa no aborda los temas que hoy en día preocupan a los consumidores: cesiones de créditos, fondos buitre, vivienda, problemas en la portabilidad, información a los usuarios en contratación…

– La nueva normativa no establece formas de colaboración entre la administración/es y las asociaciones de consumidores, que sí se recogen a nivel estatal o en otras autonomías de España. Creemos que es fundamental para avanzar en los derechos de los consumidores.

– La nueva normativa deja indefinida la función de las entidades locales, cuando los otros textos tanto a nivel estatal como a nivel autonómico recogen las competencias de las entidades locales.

– La nueva normativa se olvida de la realidad hoy existente de las oficinas del consumidor en Navarra. Irache gestiona 4 propias y 70 en colaboración con otros tantos ayuntamientos y recibe más de 46.000 reclamaciones y consultas de forma anual a través de las mismas.

– La nueva normativa olvida que las asociaciones de consumidores son las que representan a los consumidores, tal y como se hace constar en todas las leyes, tanto estatal como autonómicas, y ya se plasmaba en la ley del año 2.006 (“son el cauce idóneo para la defensa de los consumidores”, decía) y otorga esta cualidad al Consejo de Consumo, donde las asociaciones de consumidores son minoría.
– La nueva normativa se olvida de los derechos fundamentales de las asociaciones de consumidores, que ya estaban en la ley anterior: utilidad pública, justicia gratuita, participación en las juntas arbitrales de consumo…

– La nueva ley no aborda temas de información al consumidor, que son la mayor preocupación que actualmente tienen los consumidores.

– La nueva ley se olvida de las asociaciones de consumidores en la labor de formación y educación a los consumidores que sí constaba en la anterior ley y se incluye en todas las leyes, tanto estatales como autonómicas.

– La nueva ley no habla de la formación de los trabajadores, que antes se hacía desde la administración también dirigida a las asociaciones de consumidores.

En definitiva, se trata de un texto que no incluye mejoras respecto al anterior después de quince años de amplio desarrollo de la sociedad de consumo y de sus reclamaciones, limita y cercena los derechos de las asociaciones de consumidores y deja en indefinición la labor de las administraciones locales.

Desde Irache nos hemos dirigido al Consejero de Desarrollo Económico y Empresarial para solicitarle una entrevista proponiéndole que se cree un equipo de trabajo conjunto para que, si considera que es necesario sacar una ley, el texto definitivo se de utilidad real a los consumidores y a sus asociaciones. Creemos que en este momento con una reforma sería suficiente; para aprobar un texto peor creemos que es mejor no hacer nada.