IRACHE RECIBE MAS DE 2.000 CASOS SOBRE ELECTRICIDAD EN EL PRIMER TRIMESTRE DEL AÑO

By 13 abril, 2022 NOTICIAS

La Asociación de Consumidores de Navarra Irache ha recibido en los tres primeros meses del año más de dos mil consultas y reclamaciones relacionadas con el mercado de la luz. El siguiente motivo de atención ha sido el de los afectados por el cártel de coches: 1.500 personas han acudido por este motivo a la Asociación en este primer trimestre del año.

El desproporcionado precio de la luz ha hecho que se multipliquen las consultas y reclamaciones de los consumidores en este sector. Muchas personas han acudido a Irache con su factura de luz para buscar una explicación al encarecimiento que ha experimentado, que en algunos casos ha llegado a duplicar el importe. Muchos de ellos quieren saber si pueden reclamar por esta subida o qué pueden hacer para que baje el coste del recibo.

Saber si se está en mercado libre o regulado

En este sentido es fundamental revisar el contrato con la compañía de luz y ver las condiciones que pactamos en su momento. En primer lugar, el consumidor debe saber si tiene una tarifa regulada (PVPC). De ser así, el precio de la energía consumida va directamente vinculado al mercado mayorista, que lleva meses disparado. Según la CNMC, el coste medio de la tarifa regulada subió 229 euros durante el año 2021.

Mirar el precio del kilovatio/hora y los servicios vinculados

Si, por el contrario, tiene contratada la luz en el mercado libre, deberá fijarse en el precio que aceptó por kilovatio/hora, la potencia y la existencia o no de servicios vinculados.

En la coyuntura actual, el mercado libre puede ofrecer precios energéticos más favorables. De hecho, más de 1,2 millones de hogares cambiaron en 2021 del mercado regulado al libre. En cualquier caso, habrá que ver si el contrato libre incluye servicios vinculados, que encarecen el coste, y también su duración. Si bien hasta ahora lo habitual era que prácticamente todos los contratos fueran anuales, se están viendo ahora contratos más breves, de meses, de tal manera que, si el mercado mayorista sigue subiendo, la comercializadora podrá actualizar los precios.

Muchas personas no se plantean cambiar de compañía porque les resulta muy complicado el sector o porque tienen miedo a que haya algún problema y les corten la luz. En principio el consumidor puede cambiar de compañía en cualquier momento y la permanencia no podrá superar el 5% de la energía estimada a consumir en el tiempo incumplido. En este sentido, comparar ofertas y asesorarse puede ayudar a contratar finalmente unas condiciones mejores y reducir algo el precio del recibo.

Si la oferta incluye gas, valorar detenidamente la oferta de forma conjunta

Eso sí, conviene observar si la oferta del mercado libre incluye también el suministro de gas. En este último servicio, actualmente la tarifa regulada es más barata que la del mercado libre. Según la CNMC, en 2021 la factura regulada de gas fue entre un 40% y un 100% más barata que la oferta del mercado libre más económica. Por ello, en estos casos de contratos combinados conviene valorar detenidamente la oferta de forma conjunta antes de aceptarla.

1.500 afectados por el cártel de coches en el primer trimestre

Tras las reclamaciones sobre la luz, el siguiente sector ha sido el del automóvil, en concreto el de los afectados por el cártel de venta de coches que tuvo lugar entre 2006 y 2013, y del que en el primer trimestre se han recibido 1.500 casos.

Los asesores han realizado las correspondientes reclamaciones a 26 diferentes marcas de vehículos para evitar que el caso prescriba y se supere el plazo para poder reclamar. Con la negativa a indemnizar o la falta de respuesta de las marcas, se está ofreciendo a los consumidores llevarlo por vía judicial, donde ya se está trabajando para preparar demandas acumuladas.

Compras entre 2006 y 2013

Como es sabido, la Comisión Nacional del Mercado y la Competencia multó en 2015 a concesionarios y fabricantes de coches que aglutinaban al 91% de las ventas en España por prácticas anticompetitivas entre 2006 y 2013. Estas prácticas pudieron generar un incremento de precio en la compra de los coches para los consumidores. Las multas, que en total se acercan a los 130 millones de euros, han ido ratificándose por el Tribunal Supremo.

Entre 1.500 y 9.000 euros

Una vez demostrada la existencia del cártel, se abre la vía para que los consumidores puedan reclamar los daños que han sufrido derivados de él. En general, el encarecimiento puede suponer alrededor del 10% del precio que se pagó y que, en función de cada compra, puede ir desde los 1.500 a más de 9.000 euros. Para determinarlo, habrá que estudiar cada caso de forma particular.

Hace falta la documentación sobre el vehículo y sobre su compra

En principio, puede unirse a la acción cualquier persona que compró un coche de las marcas afectadas entre febrero de 2006 y julio de 2013, si bien habrá que comprobar que no se ha superado el plazo de prescripción. Para poder ir preparando las reclamaciones será necesario recoger la documentación relativa al vehículo y su compra, como el contrato de compra, de financiación, las facturas, la ficha técnica del vehículo o el permiso de circulación. En cualquier caso, desde Irache se les informará a los interesados de la viabilidad del caso y de la documentación necesaria.